Tag Archives: Cartoons

Barcelona / Things I like – Aleix Saló

14 Jun

Estando en Barcelona encontré  en un periódico una viñeta de Aleix Saló que me gustó tanto, que al regresar a Alemania me dediqué a buscar más de este estupendo chico. Pues aquí esta lo que pude encontrar. Que lo disfruten y no se pierdan el video de la crisis!

Un cómic mordaz sobre la crisis arrasa en internet

Está en todas las bocas. En las salas de espera, en las barras de los bares, en cualquier sobremesa: la maldita crisis de la que no levantamos cabeza. Pues bien, puede que ningún sesudo artículo de fondo en la prensa haya explicado el descalabro económico con más claridad que el cortometraje de animación Españistán, de la burbuja inmobiliaria a la crisis, realizado por Aleix Saló (Ripollet, 1983). El dibujante catalán colgó el vídeo en internet el 25 de mayo, y en poco más de 15 días casi tres millones de personas ya han visto el corto, que aún se difunde en las redes sociales con la rapidez de la pólvora.

Unos monigotes de factura sencilla explican con destreza los porqués del pinchazo inmobiliario en los siete minutos escasos del vídeo, que arranca con una España encamada y resacosa, incapaz de recordar la fiesta en la que se coló. El tono sarcástico ya se intuye desde el título: el sufijo istán (tierra, en persa) alude a remotas repúblicas en Asia Central, cuyos regímenes se asocian de inmediato con pobreza a ras de suelo y corrupción en las alturas.

Lenguaje de la calle

La cinta del viñetista Saló emplea metáforas chispeantes y un lenguaje muy de la calle, de al pan, pan y al vino, vino. Todo el mundo entiende, por ejemplo, que durante el boom del ladrillo los curritos fueran «felices en el país de la gominola». La acertada voz en off del clip -la puso el mismísimo dibujante para ahorrar costes de producción- desgrana la cronología del desastre enlazando frases certeras como puñetazos:  «Mientras el referente de los empresarios norteamericanos era Google, aquí todos querían imitar a Paco el Pocero».

De forma parecida se resume el frenesí crediticio de los últimos años, cuando la mayoría de españoles cobraba un SDM (o sea, un Sueldo De Mierda) con el que paradójicamente se podía vivir DPM (De Puta Madre, con perdón).

Aleix Saló (abajo, en la foto, sosteniendo un dibujo que representa a la España resacosa y tumefacta) se ha gastado los ahorros de dos años -todo lo que puede meter en la hucha un mileurista- en la confección de la cinta, una especie de Inside Job, el documental sobre la crisis financiera de Estados Unidos, salvando las distancias y en dibujitos. Aun así, el éxito lo tiene tan desbordado que ha restado varios kilos a su delgadez en las últimas semanas, quizá porque es consciente de que se ha jugado el todo por el todo. En realidad, consideraba el vídeo su última baza y ha apostado fuerte por él con la única finalidad de promocionar un cómic que la editorial Glénat sacó al mercado hace un mes, Españistán, este país se va a la mierda.El libro disecciona la coyuntura a través de las peripecias de Fredo, un veinteañero en paro e hipotecado hasta las cejas que recorre la geografía desconcertada en compañía de su amigo Samu y del mago Gandolfo, un jubilado que sobrevive con una pensión ridícula. Viene a ser un remedo de El Señor de los Anillos, la fantasía épica de Tolkien, en clave humorístico-peninsular.

«El cortometraje de animación -explica Saló- ha sido un puñetazo sobre la mesa. La cruda realidad te dice que puedes hacer el mejor cómic del mundo, pero sin difusión no eres nadie». El joven dibujante confiesa en su blog que se pasó una tarde entera llorando de rabia al constatar que, tras un año de esfuerzo titánico y de devorar los suplementos económicos de los diarios para documentarse, el cómic no estaba en las tiendas, y cuando llegaba lo hacía en cantidades irrisorias y que encima tardaban una eternidad en reponerse. El vídeo e internet pusieron la magia.

Aunque aparenta mucha seguridad en sí mismo pese a su juventud, Saló dice pertenecer a esa clase de tímidos que se tiran a la piscina sin pensarlo. «No me considero un genio con un talento innato que lo predestina a triunfar», dice. «Yo soy quizá más mediocre, pero si de algo presumo es de insistencia; el no es la gasolina que me hace funcionar». Abandonó los estudios de arquitectura porque entendió pronto que en esa disciplina le costaría destacar; no tanto en el campo del dibujo, sobre todo desde su concepto de explicar lo complejo con sencillez. Mariscal, Perich, Keith Haring y Milton Glaser, creador del logo I love NY, son sus referentes.

Pasarlas canutas

Lleva 10 años trabajando como caricaturista en prensa y publicidad, y dice haberlas pasado canutas culminando proyectos mal pagados y ganándose un sobresueldo como camarero; sirvió copas en el foyer del Liceu. Saló, que vive en un piso de alquiler compartido con otras tres personas de su edad, tuvo que pedir dinero prestado a sus padres. «Los clientes me debían casi 5.000 euros en facturas impagadas».La galaxia impredecible de internet le ha sonreído a este creador cargado de proyectos y ambición. Le han llegado ofertas de trabajo, propuestas creativas y halagos, que él considera inmerecidos, como el de ser «el dibujante de la revolución», en referencia a las acampadas de los indignados. También algún palo, cómo no: en un comentario pescado al azar en la red, un espontáneo se desmelena y califica el corto de «No-Do bolchevique».

Los entendidos que han visto el cortometraje de animación le alaban la capacidad de síntesis de una materia tan farragosa y llena de matices. El economista Santiago Niño Becerra, catedrático de la Universitat Ramon Llull de Barcelona y autor del ensayo El crash del 2010 (Los Libros del Lince), aplaude la simpleza de una idea muy buena. «En ningún otro sitio he visto dicho que o España crecía así -es decir, mediante el boom de la construcción- o bien no crecía». Por poner un pero, agrega, quizá le faltaría explicar que en los últimos 75 años todos los picos de crecimiento en este país han estado vinculados al tocho.

El abogado y experto inmobiliario José Luis Ruiz Bartolomé, autor de Adiós, ladrillo, adiós (editorial Libros Libres), subraya el valor de las ideas fuerza que contiene el vídeo, como el hecho de que nadie se preocupase de invertir aprovechando el impulso de la época de bonanza económica. En todo caso, Ruiz Bartolomé reprocha a Saló que hace excesivo hincapié en el papel que desempeñó la ley del suelo en la crisis, así como cierta benevolencia con el Gobierno de Zapatero, que reaccionó al principio con «negación e inacción» y posteriormente con más deuda, que destinó «a proyectos tan improductivos como arreglar aceras».

Fuente.

Videos

La crisis immobiliaria espanola explicada más claro que el agua!

Y otro videito del Papá, que siempre da tanta tela que cortar:

Primera parte de una entrevista realizada para el portal La Arcadia de Urías:

Entrevistasobre la exposición “Madrilona”:

Reportajes


Ilustraciones

Vinetas

Libro

Hace unos meses un joven y prometedor ilustrador llamado Aleix Saló me pidió que prologara el que sería su primer cómic. Lo hice halagado y encantado. Bien, pues, desde esta semana, el cómic está en librerías. Se titula Españistán, lo edita Glénat y éste es el prólogo:

Bienvenidos a Españistán

Bienvenidos al país con el mejor sistema educativo de toda África. El país de las hipotecas crecientes y los sueldos menguantes, una democracia joven que lo mismo te patenta la fregona que te planta un adosado sobre una fosa común por aquello de cerrar viejas heridas.

Bienvenidos al país con los directivos mejor pagados de Europa y la tasa de paro más alta del mundo libre. El país donde el 65% del dinero circula en billetes de 500, la nación de naciones con más idiomas, bailes regionales y cocaína por habitante del planeta. La capital mundial del currículum vitae, el neón en los bajos y el inglés nivel medio, orgullosos inventores de la hipoteca a cincuenta años y el minipiso cuco pero asfixiante.

Bienvenidos a este fantástico país donde los ingenieros son parias y las chonis líderes de opinión, ¿me entiendes? Donde la innovación es un anglicismo y la prensa un conglomerado de propagandas con sudoku adjunto. El país donde los políticos inauguran descampados no vaya ser que alguien, algún día, monte ahí un hospital.

Digan hola a nuestros jueces progresistas y a nuestros jueces conservadores. Somos tan demócratas que lo tenemos todo bipolar. Aquí los poderes del Estado están separados por paneles corredizos de Pladur para agilizar el tránsito de maletines.

¡Contemplen el milagro económico erigido con poderosas vigas de arena de playa! Si no te gusta cómo están las cosas, manda un SMS con el texto LA GRAN FIESTA DE LA DEMOCRACIA y entrarás en el sorteo de un contrato como mano de obra barata más allá de Pirineos.

Tomen asiento y disfruten del país donde la corrupción es avalada democráticamente, el balcón desde el que Europa salta a la piscina con resultado de traumatismo craneoencefálico y repatriación de cadáver.

Griten conmigo: ¡bajo los adoquines están las máquinas perforadoras compradas al primo del alcalde!

Bienvenidos a Españistán.


Fuentes:

https://twitter.com/#!/aleixsalo
http://aleixsalo.wordpress.com
http://www.flickr.com/photos/aleixsalo

Avui.cat (sólo catalán): Humor #indignat

Gerechtigkeit auf Amerikanisch

3 May

Sieht so Gerechtigkeit aus? Qaida-Chef Bin Laden wurde in einer geheimen Kommandoaktion in seinem Wohnhaus getötet. Es gibt ernste Zweifel daran, ob das durch Völker- oder Kriegsrecht gedeckt ist.

Die Gelegenheit zu Siegesmeldungen hat US-Präsident Barack Obama selten genug. Was Wunder, dass er große Worte wählte, als er in der Nacht zum Montag im Scheinwerferlicht den Fernsehteams vom tödlichen Schlag gegen Osama Bin Laden berichtete: “Der Gerechtigkeit ist Genüge getan.”

Gut möglich, dass ihn dieser Satz noch lange verfolgt. Was ist gerecht daran, einen gefürchteten Terroristen in seinem Wohnhaus mitten in Pakistan zu töten? Für die Hinterbliebenen der Terroropfer vom 11. September 2001, die amerikanischen Patrioten, die ihre große Nation von einer Verbrecherbande herausgefordert sahen, mag die Antwort auf der Hand oder im Herzen liegen. Doch Völkerrechtler, die sich seit Jahren mit der juristischen Bewertung des US-amerikanischen ” Krieges gegen den Terror” herumquälen, tun sich schwer mit den markigen Worten der vergangenen Nacht.

Die ausgleichende Gerechtigkeit für Verbrechen, und seien sie noch so schwer, wird nach den Worten des Kölner Völkerrechts-Professors Claus Kreß “nicht durch summarische Hinrichtungen, sondern durch eine prozessförmige Strafe” durchgesetzt. Der übliche Umgang mit einem weltweit gesuchten Mord-Auftraggeber wie Bin Laden wäre, so Kreß, seine Verhaftung, Anklage und Verurteilung gewesen. Dass die Festnahme des Verdächtigen im internationalen Rechtsverkehr mit militärischer Gewalt geschehen kann, dass dabei geschossen wird, Notwehrsituationen entstehen, die schließlich keinen anderen Weg mehr übrig lassen als den, einen hochgefährlichen Hochverdächtigen notfalls zu töten – all dies kann tragische, unvermeidbare Zuspitzung des Prozesses der Gerechtigkeit sein. (…)

Den ganzen Artikel kann man hier lesen.

Und hier Cartoons zum Thema:

This slideshow requires JavaScript.